Ir al contenido principal

Hay que sacar al país de las garras del terrorismo

Análisis
Por María Méndez
Fundación Colombia Soberana




El expresidente Andrés Pastrana en días pasados envió una carta en la que propone hacer una coalición para arrebatar el país de las garras de las FARC. Creemos que es una posición absurda y politiquera.

Absurda porque es que la misma frase es una gran falacia, el país está en las manos de los de siempre. La oligarquía lo primero que aseguró en la Mesa de La Habana fueron sus intereses de clase. En el poder ejecutivo, legislativo y judicial siguen reinando los intereses del imperio a través de la rancia oligarquía y la lumpenburguesía. 

Ellos, los mismos oligarcas que pusieron a correr ríos de sangre desde por lo menos 89 años siguen gobernando y ocupando sus puestos de poder, no solo en lo político  sino en lo económico, ahí están las familias de siempre, los mismos empresarios desde hace casi 200 años. También esta esa lumpenburguesía representada a nivel nacional por el Senador Álvaro Uribe. Esos mismos que recibieron la bendición de la oligarquía en los años 70, 80 y 90. Los creadores y financiadores de grupos paramilitares que realizaban hasta dos masacres por semana y que hoy continúan aterrorizando el país.

Ellos los reyes de la corrupción, los que se roban el dinero de la salud, de la educación, los que siempre han estado matando miserablemente al pueblo colombiano, esa clase a la que pertenece el señor Andrés Pastrana, al que le faltó "el calzón" para realizar un acuerdo de paz, que jugó con la esperanza de construir un país mejor que surgiera de los diálogos del Caguán solo para revitalizar unas Fuerzas Armadas que iban perdiendo la guerra y traer el Plan Colombia que ha dejado millones de víctimas civiles en un conflicto armado que solo necesitaba una salida política a la cual le dio la espalda porque su amo yanqui se lo ordenó, y luego de bombardear el Caguán, entregó el país a un narcotraficante psicópata. 

Esa es la clase que tiene el país en sus garras, la que incumple la fase de implementación del Acuerdo en lo referente a las Zonas Veredales Transitorias de Normalización, la que permite que las Fuerzas Militares entren a las zonas para sacar guerrilleros de ellas, que mina el Acuerdo a través de la Corte Constitucional. ¿En manos de quién está el país? 

Decíamos que es una posición politiquera. Primero porque el expresidente sabe que lo que está diciendo es una gran mentira y segundo porque se da en una coyuntura electoral. Pastrana comienza el "juego electoral" con una táctica vieja pero efectiva: causar terror y exasperar odios. Hace poco el profesor William Ospina decía que no se entendía cómo Colombia no había estallado. Parte de la respuesta es que nuestras clases dominantes nos han llenado desde siempre de terror y odio hacia nosotros mismos y así nos dividieron. 

A eso le juega Pastrana, a revivir la imagen de hace 86 años del "comunista come niños, pervertidor de mujeres", reencauchar el imaginario de hace 53 años del "bandolero, campesino cochino y bruto, ladrón y violento". Es muy fácil ponerle al pueblo las características de la oligarquía para que la desesperanza, la ira y la rabia contra los causantes de todas nuestras miserias, sean dirigidas contra el mismo pueblo, contra el que que piensa diferente y lucha por un país mejor, así nos mantienen separados, pisoteados y enfrentados.

Pero si algo cambio en Colombia es la forma de ver el conflicto a pesar del trabajo coordinado y constante que los medios masivos de comunicación realizan en nuestro país desde su nacimiento.  También ha cambiado la forma de ver a las FARC y eso le asusta, no solo a Andrés Pastrana y al mismo Juan Manuel Santos, sino a la clase dominante.

Es por todo esto que creemos firmemente que en algo tiene razón Pastrana. Hay que sacar al país de las garras del terrorismo. Hay que desenmascarar a los medios masivos de comunicación para poder lograr que respondan por su responsabilidad en el conflicto, no solo armado, sino social, económico, político y cultural.

Hay que salvar el país de esa clase adinerada, politiquera y corrupta que nos han quitado todo, que son los dueños de los bancos, de las grandes empresas, de las multinacionales, que nos explotan junto con nuestros recursos naturales y nos han robado hasta el aire y el agua. De los politiqueros que usan esos viejos horrores para asustarnos solo para ganar votos, y que cuando no los ganan con su cochina lengua, se aprovechan de nuestras necesidades y los compra. De los que financian los grupos paramilitares y que desean que las FARC vuelva a las armas porque sus hijos no van a la guerra y cada litro de sangre representa millones de dolares para sus bolsillos.

Si señor Pastrana, hay que arrebatarle el país a las manos del terrorismo,  y la historia nos ha enseñado que los terroristas son ustedes.

Lea también:

La Paz y las elecciones





Comentarios

  1. Asi es amiga yo nosotros no somos los mismos ya estamos dispuestos a peliar por nuestros derechos asi nos cueste la vida lo haremos ya estamos cansado de lo mismo y de los mismo ladrones y acecinos de siempre...
    La paz es un bien necesario para todos nosotros los colombianos...

    ResponderEliminar
  2. Este gobierno nos está llevando a ala violencia

    ResponderEliminar
  3. Muy bien, compañera. Hay que plantarse duro.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Este es un espacio para la sana exposición de las ideas. La paz se hace con un diálogo fundamentado en la descencia y el respeto. Por favor omitir groserias y vulgaridades.

Entradas populares de este blog

Asesinan dos milicianos de Las FARC-EP en menos de 12 horas

Noticia Por Colombia Soberana





Entre la noche de ayer 13 de agosto y la madrugada de hoy, fueron asesinados por sicarios dos milicianos de las FARC Jesús Adán Mazo, quien usaba el alias de “Molina" y era  el jefe de milicias del frente 18 y  Norbey Téllez cuyo seudónimo era Duvan Ríos, miliciano que pertenecía a la Zona Veredal Transitoria de Normalización (ZVTN) Negro Eliécer.
Duvan Ríos fue el primero en recibir los ataques. Los hechos ocurrieron en la vereda el Tarra, Norte de Santander. Hombres armados entraron a su casa y sin mediar palabras lo asesinaron, en el hospital, que queda cerca al puesto de Policía, tres desconocidos encapuchados y con pistola en mano entraron para averiguar si Duvan Ríos Continuaba con vida  para rematarlo.
Una situación similar le ocurrió a Molina. Era la una de la mañana cuando los sicarios lo sacaron de su vivienda ubicada en Ituango, a pocos metros de la Zona Veredal y le dispararon tres veces. 

Con ellos ya son 11 miembros de las FARC asesinados  e…

Policía golpea brutalmente a joven que había torturado años atrás

Noticia Por Colombia Soberana




La pesadilla del joven de 20 años, Nicolás Bolaños Sotomayor, empezó el día 23 de noviembre del 2013, cuando miembros de la Policía intentaron atracarlo, al correr fue brutalmente golpeado, al extremo de perder gran parte de sus dientes.
Desde ese momento su madre, Alba Lucía Sotomayor, comienza a denunciar este abuso. El 24 de agosto del 2014, al impedir que estos oficiales consiguieran el beneficio de casa por cárcel, Nicolás fue secuestrado junto con su hermana menor, él fue torturado.
Desde entonces las persecuciones, llamadas y amenazas han sido constantes, hasta el punto de que Nicolás fue secuestrado en la puerta del colegio y nuevamente torturado.
En la noche del 9 y la madrugada del 10 de agosto, en hechos que no hemos confirmado completamente, Nicolás es nuevamente violentado por la Policía Nacional. Según esa institución, el joven, que sufre depresión post trauma, se intentó suicidar, los policías presentes lo "ayudaron" golpeándolo. 
La Po…

Dura crítica de Joaquín Gómez, excomandante de las Farc, al escritor Alonso Sánchez Baute

opiniónPor Las 2 Orillas

El excomandante de las Farc Joaquín Gómez de las FARC – EP responde críticamente al texto publicado por el escritor Alonso Baute a raíz de su visita al Punto de Transición y Normalización Amaury Rodríguez, en Pondores, Conejo. La Guajira. Esto le dice:
En la primera parte de su crónica titulada “Sangre joven en las Farc” publicada en Semana el día 10 de julio, ya se anunciaba un estilo ligero, y un toque de imprecisión, que quedó ratificado después que leí la nota en Las2orillas  titulada Tres días con las Farc en el Conejo, puedo deducir respecto a su crónica, que cuando se abordan los hechos pensando llegar a la objetividad a través de un desbordado amor propio y con ideas prefabricadas, el resultado siempre estará divorciado de la realidad.
En la primera parte de su escrito hablaba usted de las impresiones generales que los excombatientes le habían dejado, entre ellas, la disciplina, las rutinas de trabajo en el PTN, el cumplimiento por parte de las FARC de…